Frotis de Sangre

La preparación y tinción de alta calidad un frotis de sangre de alta calidad, es una técnica importante para cualquier laboratorio de diagnóstico. Los frotis se utilizan para evaluar los glóbulos rojos (eritrocitos), glóbulos blancos (leucocitos) y plaquetas (trombocitos). Además, los frotis de sangre también se utilizan para detectar parásitos de la sangre tales como Babesia, Anaplasma y Trypanosoma.

Con la práctica, es fácil de preparar una buena muestra de sangre. Los materiales que se requieren incluyen:

Los frotis de sangre se pueden preparar inmediatamente después de la toma de la muestra en el campo, pero los coágulos de sangre se forman muy rápidamente y es difícil preparar buenos frotis fuera del laboratorio. Más comúnmente, la sangre utilizada para preparar los frotis, es recolectada en un tubo que contiene el anticoagulante EDTA (tubos con tapón de color púrpura). El frotis no necesita ser preparado inmediatamente, pero debe ser realizado en el mismo día que se recoge la muestra de sangre. La sangre debe mantenerse refrigerada, preferiblemente a 5 °C, hasta que se envíe al laboratorio.

Preparar un frotis de sangre:

  1. Mezclar con cuidado (sin agitar) la muestra de sangre contenida en el tubo antes de preparar el frotis. Sangre mal mezclada puede dar lugar a una distribución anormal de las células.
  2. Coloque una pequeña gota de sangre (de unos 20 ul ó 1 - 2 mm de diámetro) sobre extremo de un portaobjetos limpio. El frotis no debe ser demasiado grueso. Use una pequeña cantidad de sangre para que en el extremo del frotis se forme un borde parecido a la punta de una pluma ligeramente redondeado en el extremo más fino (cola). Una gota muy grande forma un extendido muy largo o muy grueso.
  3. Utilice un segundo portaobjetos para distribuir la gota de sangre y extenderla sobre la superficie: mantenga el segundo portaobjetos en un ángulo de 30 - 45o sobre la gota de sangre y mueve un poco hacia atrás hasta tocar la gotita de sangre, dejado que la sangre se extienda a todo el ancho del portaobjetos, a continuación, empuje con rapidez y suavemente hacia adelante, hasta el extremo opuesto para crear el frotis, extendiendo la gotita en forma constante y uniforme para formar una película fina de sangre bien distribuida sin agujeros ni surcos.
  4. Inmediatamente después de la preparación del frotis de sangre, mover el portaobjetos con la mano hacia uno y otro lado durante varios segundos para secar rápidamente el frotis al aire.
  5. Etiqueta el portaobjetos con un lápiz de grafito en lugar de un lapicero o pluma.

Video 1: Método correcto para preparar un frotis de sangre. Note la pequeña gota de sangre que se coloca en el portaobjetos y cómo se utiliza el portaobjetos esparcidor.

Video 2: Método incorrecto para la preparación de un frotis de sangre - demasiada sangre es esparcida en el portaobjetos, haciendo el frotis demasiado grueso.

Fíjese en la siguiente imagen el aspecto de un buen frotis con un extremo parecido a una pluma, frente a un frotis que es demasiado grueso.

Hay varios tipos de tinciones que se utilizan para teñir frotis de sangre para la evaluación. Un tipo común de tinción, como se muestra a continuación, consta de tres soluciones:

  1. Un fijador de alcohol
  2. Una tinción roja (eosinófilos)
  3. Una tinción azul (basófilos)

El procedimiento para la tinción consiste en sumergir el frotis de sangre dentro de en cada una de estas soluciones 5 a 10 veces, y luego enjuagar el portaobjetos con agua. Asegúrese de sumergir primero en el alcohol fijador, luego en la tinción roja y finalmente en la tinción azul!