Papilomatosis Bovina (Verrugas Cutáneas)

Resumen

Introducción

Las verrugas o papilomas en el ganado son causadas por la infección con uno de al menos 10 tipos diferentes de virus del papiloma bovino (BPV). Estos virus son contagiosos a otros bovinos y no infectan a otros animales a excepción de BPV1 y BPV2, que parecen infectar a los caballos y causar tumores llamados sarcoids.

Las verrugas en la piel o el pene son las formas más comunes observados en el ganado, pero también se presentan los tumores en otros tejidos tales como la vejiga o del tracto gastrointestinal. Algunos animales infectados desarrollan sólo unas pocas verrugas, mientras que otros muestran un gran número de papilomas en su piel.

Transmisión

Las verrugas contienen un gran número de virus del papiloma que son altamente estables en el ambiente. Estos virus pueden ser transmitidos a otros bovinos de dos maneras:

  1. Directamente por contacto con animales infectados y no infectados que se frotan sobre otros animales; los animales con verrugas del pene pueden transmitir el virus por intento de monta.
  2. Indirecta, por los animales infectados y no infectados que se frotan sobre los mismos postes de los cercos, por los mecates de uso compartido o cabestros que puedan provocar escoriaciones o chimaduras.

Signos clínicos

Las verrugas se hacen visibles 1 a 3 meses después de la exposición al virus. El aspecto clínico de las verrugas cutáneas es distintivo, como se muestra en las siguientes imágenes.



Las verrugas son una enfermedad de los animales jóvenes y rara vez se desarrollan en el ganado que tienen más de dos años.

Patología y Diagnóstico

Las verrugas cutáneas aparecen como masas parecidas a un coliflor que se elevan por encima de la superficie de la piel cubierta por costras o escamas. Tienen tamaño y forma variables. Las verrugas aparecen con mayor frecuencia en el cuello, hombros, boca, mentón y tetinas, pero se pueden ver en numerosos lugares.

El diagnóstico de verrugas cutáneas es mediante la observación clínica o de la piel. Para diagnosticar con fiabilidad las verrugas de pene o prepucial (fibropapilomas), el pene debe estar completamente extendida (mediante o sujeción o el uso de sedación) para su análisis.

Tratamiento y Control

Una característica importante de los papilomas bovinos es que, en casi todos los casos, los papilomas mueren y se caen después de varios meses. Numerosos tratamientos se han ideado para las verrugas; cosas como amarrar un hilo fuerte en la base de la verruga para estrangular, dejar que se seque, extracción de sangre de la vena yugular del animal afectado e inyectarla intramuscularmente a intervalos de días y dosis, la aplicación de pasta de dientes o cloro sobre las verrugas entre otros. Si se utiliza cualquiera de estos tratamientos durante varios meses, aparentemente funcionan, sin embargo, las verrugas morirán sin ningún tratamiento, en otras palabras, se curan de forma espontánea. La muerte de las verrugas no parece estar asociada con el desarrollo de inmunidad a BPV y un tratamiento que se ha recomendado y puede acelerar la desaparición de las verrugas es aplastar varios de ellos con unos alicates, que se especula para liberar el virus en la circulación sistémica e inducir más rápido desarrollo de la inmunidad.

Las verrugas se deben extirpar quirúrgicamente si se producen en áreas de la piel que causan otros problemas, por ejemplo, las verrugas al lado de los ojos que pueden desgastar la córnea. También es posible que la extirpación quirúrgica de algunas verrugas - como trituración algunos de ellos - puede acelerar la muerte de las verrugas restantes mediante la inducción de una mejor inmunidad al virus.

Las vacunas contra las verrugas están disponibles en algunos países. La vacunación de terneros jóvenes parece ayudar a prevenir el desarrollo de verrugas, pero es en gran medida ineficaz en el tratamiento de animales que ya tienen verrugas. Las verrugas del pene puede ser un problema grave en los toros, especialmente aquellos que se utilizará para la recogida de esperma, la administración de la vacuna a los animales tales como terneros y la revacunación antes de ser puesto en servicio de monta, parece ser de gran utilidad.